Calendario Juliano

El calendario Juliano o calendario Julio es el calendario predecesor del actual, usado hasta el año 1582.

De origen romano, el calendario Julio se usó desde el año 46 a.c., cuando el emperador Julio César estableció este calendario como el único calendario a utilizar en todos los territorios romanos.

El calendario Juliano puede definirse com un calendario solar, basa su medición del tiempo en la rotación de la tierra respecto al sol, pero también toma algunas notas del calendario lunar romano vulgar, por lo también tiene en cuenta las fases lunarers.

Considerando que es un calendario muy antiguo, podría pensarse que es un calendario poco preciso, pero todo lo contrario, es un calendario que medía con bastante precisión el tiempo, siendo el calendario que se estuvo utilizando hasta 1582.

Fue entonces, en 1582, cuando gracias a los avances matemáticos se pudo crear un nuevo calendario que reducía el desfase entre la medición del tiempo y la rotación real del sol.

Una vez calculado este nuevo calendario, el papa Gregorio XIII, mediante una orden papal, hizo que a partir de aquel momento, todos los países católicos y sus colonias debían abandonar el calendario juliano y usar a partir de ese momento, el Calendario Gregoriano.

La gran mayoría de países europeos acataron esta orden papel al unísono, sin embargo, algunos países europeos no católicos, no lo instauraron como oficial hasta años depués. Por ejemplo, Rusia, un país con millones de habitantes, siguieron usando el calendario juliano hasta 1918, después de la revolución rusa.

Hoy en día, de forma oficiosa, sigue usándose el calendario juliano en algunas iglesias ortodoxas, pero sólo para lo concerniente al aspecto religioso.

Aquí encontrarás más información sobre el calendario juliano.